Heredero de Crispín

Restaurador/enmarcador

Madrid. 1975. Restaurador. Juan Carlos es dueño del taller de enmarcación Heredero de Crispín. Por sus manos han pasado desde dibujos de Mariano Fortuny hasta los pendones que usó Isabel la Católica en la conquista de Granada. Cuando la crisis golpeó, decidió montar su propio taller de enmarcación y desde entonces se ha convertido en un referente para los artistas y amantes de la buena enmarcación en Madrid.

La enmarcación en papel, una técnica del siglo XIX  recuperada por él, es sólo la punta del iceberg de este pequeño taller afincado en el barrio de las Letras de Madrid.

En Minimae decidimos apostar por Heredero casi con los ojos cerrados. La enmarcación en papel, es sobria, sencilla y concede todo el protagonismo a la obra. 

Juan Carlos, además, es un perfecto anfitrión. Merece la pena huir de las grandes superficies, hacer una visita al barrio de Letras y dejarse asesorar por los que realmente entiende de arte. 

Clica en este enlace si quieres saber más de él